Google+

lunes, 21 de mayo de 2012

Como una novela. Daniel Pennac. Crítica.

Pennac, Pennac, Pennac.. todo el rato oyendo hablar de este señor francés profesor de literatura y no había leído nada de él. Quería haberme leído Mal de Escuela pero en el camino se cruzó Como una novela, un ensayo en el que el placer de la lectura debe ser solo eso, placer.


COMO UNA NOVELA
Daniel Pennac
Anagrama. Colección Argumentos.

Fruto de su propia experiencia como profesor surge esta obra que trata de relatarnos cómo surge el leer y porqué en determinados momentos de nuestra vida, el leer se pierde. No es un libro sobre consejos para que tus hijos lean mejor, ni para ser mejor profesor de literatura, ni siquiera es un libro técnico sobre la lectura y sus variantes, sino que es un libro que explora toda la vida de un lector: cuando empiezas a aprender a leer, cuando descubres grandes novelas y cuando las responsabilidades de la vida diaria te quitan ese tiempo tan preciado que le has dedicado al leer. 

Lo que más me ha gustado de esta obra es la forma en la que está escrita, diferente de otros ensayos, con capítulos cortos pero cargados de contenidos y directos. También, la parte final en la que Pennac relata los derechos del lector, que son: derecho a no leer, a saltarse páginas, a no terminar un libro, a releer, a leer cualquier cosa, al bovarismo, a leer en cualquier sitio, a hojear, a leer en voz alta y a callarnos. 

El libro, dicho coloquialmente, no deja títere con cabeza y es una crítica, una forma de denuncia contra los sistemas pedagógicos que no hacen que el niño/adolescente lea; contra la pérdida de la lectura en voz alta; contra el veloz mundo en el que vivimos, e incluso, contra algunas novelas que hay que leer porque hay que leerlas y para comprender mucho mejor otras que están en un nivel superior, dejándose invadir por ellas.

Se lee enseguida y se aprenden muchas cosas sobre este oficio: el de leer. Pues como bien dice Pennac, leer no admite el imperativo, y eso lo sabemos los que nos consideramos lectores.

9




11 comentarios:

  1. la tengo por casa, aunque no lo he leido por "prejuicos" contra el ensayo. Sin duda esa noche la buscaré y a ver si le doy salida. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Uy! Desconocido para mí, aunque no suelo leer mucho de ensayos pero este me ha llamado muchísimo la atención. apuntado queda. Besillos y buena semana!

    ResponderEliminar
  3. Tuve que leérmelo para la carrera y aunque no me entusiasmaba demasiado la idea, no me disgustó. Una novela muy interesante de leer. Besotes.

    ResponderEliminar
  4. Lo leí el año pasado y me gustó mucho este ensayo. Como bien dices, se aprende mucho del oficio de leer. Y me encantó la parte de los derechos del lector. Para enmarcarlo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. En casa está. Después de leer Gracias, de este autor, me quedaron ganas de más, pero aún no he encontrado ocasión de ponerme con él. Me encanta la acidez de Pennac y su facilidad para dar en la diana...
    Besos,

    ResponderEliminar
  6. se antojoa el libro, es el primero que oigo de su tipo, se ve muy bueno y prometedor... para los lectores compulsivos como yo vendria como anillo al dedo...

    ResponderEliminar
  7. No me llama mucho ya que no es de mi estilo, pero muy buena reseña.
    Mi blog está de sorteo, me sigues? besitos ;)

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! A mi me intereso mucho este libro, sobre todo conocer los derechos del lector ;)

    ResponderEliminar
  9. ¡hOLA! Me intereso mucho este libro, sobre todo, conocer los derechos del lector ;)

    ResponderEliminar
  10. Genial, a Sarah Degel le hicieron leer este libro en la carrera. Me da que el o la docente no se leyó el mismo, y la teoría del autor de que el verbo leer no soporta el imperativo.

    ResponderEliminar

Comentar es gratis, al igual que sonreir :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...