Google+

lunes, 16 de julio de 2012

Renacimiento. Kenzaburo Oé. Crítica

Es de sobra conocida mi pasión por la literatura japonesa, aunque aún no he descubierto ni la mínima parte de la literatura nipona. Por eso, me he atrevido con Kenzaburo Oé



Renacimiento
Kenzaburo Oé
Seix Barral


Renacimiento está basado en un hecho real: el suicidio del cineasta Juzo Itami, cuñado de Kenzaburo Oé, que conmocionó a la sociedad japonesa y en el que muchos siguen viendo la mano de la Yakuza. Oé relata sus encuentros y los de Itami con el violento mundo de esta banda criminal, a la que ambos se enfrentaron en sus creaciones, y, entrelazando la crudeza de la realidad con la fuerza de la ficción, teje una historia que conecta la pérdida con la esperanza de nuevos nacimientos.


Renacimiento no es un libro al uso y, aunque el autor ha adquirido fama mundial gracias al Nobel, no es un libro comercial. En cierto modo, podríamos incluso decir que es un libro complicado tanto por el estilo de escritura en el que faltan descripciones de los personajes que nos los sitúen en un tiempo y en un espacio como por los numerosos saltos en el tiempo que, al no conocer bien a los personajes, pues se hace díficil. Esto, sobre todo, al principio pues una vez que te habituas a la obra ya nada te importa y te dejas llevar.

Es una obra con una gran fuerza expresiva, emotiva... en la que nos vamos a adentrar en caminos peligrosos e inexplorados. Su personaje principal es Kogito, como alter ego de Kenzaburo Oé, que parece un títere en manos de un destino funesto desde su juventud y que, intenta desentramar el qué le ha pasado a Goro, su cuñado y amigo desde la infancia, y las consecuencias que esto ha traído consigo.Sin embargo, a pesar de ser estos los personajes principales, Chikashi, hermana de Goro y mujer de Kogito, cobra una gran importancia desde un plano más secundario.

Mientras iba leyendo hubo una parte que realmente me entusiasmó. En ella se habla de un artículo que escribió Kogito en el que un niño muy enfermo le dice su madre que si muere tendrá otro igual al que le enseñará todo, absolutamente todo, lo que éste sabe y así será igual. El niño se recupera pero empieza a pensar si no será ese otro niño al que le han enseñado absolutamente todo. Todo el libro juega con esta idea del renacimiento y como, a través de él, intentamos reemplazar a las personas que más queremos.

El Goro que ha muerto volverá a nacer

8

6 comentarios:

  1. No conocía el libro y a pesar de que también me gusta leer de vez en cuando literatura nipona, creo que con este no me voy a animar
    besos

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reseña. El estilo de este autor me gustó mucho cuando leí Una cuestión personal, así que me anoto este título, que me gustaría volver a leer algo de él. Y por lo que cuentas, creo que este libro podría gustarme.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Me gustaría leerlo, ya que ese autor me llama la atención.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo por el contrario no había leído nunca nada de literatura japonesa, la estoy descubriendo ahora con Murakami y me está encantando, así que lo apunto. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Nada de nada. Que todavía no he empezado con la literatura japonesa... Menos mal que entre tú y Carol algunas veces nos ponéis las pilas :)
    Un placer conoceros el otro día :)
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  6. El extracto al que te refieres, se da cuando Kogito de niño se enferma y dentro de su debilidad, escucha hablar a los doctores referirse a que es poco probable que se recupere, entonces le pregunta a su madre si se va a morir, y ella le dice que asi se muera ella lo va a volver a parir, y le contara todo lo que ha vivido,le enseñara todas las palabras que sabe y los paisajes que recuerde.

    Felino elgato

    ResponderEliminar

Comentar es gratis, al igual que sonreir :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...